Comentario adicional al paso 2 ¨Mirar a Jesús¨

Cuando llegamos a entender la magnitud del pecado, no  nos queda más remedio que buscar ayuda de afuera. Jesús dijo que la solución estaba en mirarlo a él.  El infinito sacrificio del Calvario proporciona el saneamiento de la plaga del pecado.  En su último día de enseñanza en el templo, Jesús declaró: ¨Yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo¨ (Juan 12: 32).  Cuando Nicodemo vio a Jesús que pendía de la cruz, quizás recordó vívidamente la figura de Moisés levantando la serpiente en el desierto, y las palabras de Jesús señalando que sería ¨levantado¨.  este suceso, que destruyó las esperanzas de los discípulos, convenció a Nicodemo de la divinidad del Hijo de Dios.

En millares de vidas la cruz ha demostrado tener una atracción mayor que todas las fascinaciones del mundo.  El apóstol San Pablo, después de un discurso en Atenas, donde trató por medio de la lógica presentar el evangelio, se percató de que esto no dio resultado y entonces se propuso ¨no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a este crucificado¨ (1 Cor. 2: 2).  Con el paso de los siglos, el magnetismo de la cruz no ha disminuido en lo más mínimo.  Por esto el mismo Pablo pudo expresar: ¨Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.¨ (1 Cor. 1: 18).

¨La palabra de la cruz¨ es el mensaje de justificación por la fe en el Señor crucificado.  ¿Qué es justificación por la fe? Me gusta mucho una definición de Lefevre cuando dice: ¨La salvación es por la gracia¨ ¨El Inocente es condenado y el culpable queda libre¨.  Esto es justificación.  Cristo tomando el lugar del pecador y el pecador tomando el lugar de Cristo.  Lefevre continúa diciendo: ¨el que bendice carga con la maldición y la maldición se vuelve bendición; la vida muere y los muertos viven; la gloria es envuelta en tinieblas y el que no conocía más que confusión de rostro, es revestido de gloria¨. Es por este acto de Cristo en la cruz que somos libres de la condenación del pecado.  Por eso el segundo paso es mirar a Jesús en la cruz del calvario.



Última modificación: viernes, 15 de diciembre de 2017, 22:48